Seguidores

viernes, 14 de julio de 2017

Guerras argentinas- mas figuras

Acá van nuevas fotos de las figuras que ha diseñado y confeccionado Horacio Falcinelli y que fueron pintadas en el Taller de Miniaturas.
Se destaca la figura  que representa a un soldado de coraceros de la época de la guerra con el Imperio del Brasil (1825-1828), Podemos ver que usa morrión y una coraza negra. En las ilustraciones de Balaguer se aprecia que la tropa usaba morrión pero a la coraza la muestra plateada, el oficial también usa coraza plateada y gorra de plato, Horacio ha confeccionado una cabeza con esa gorra.

Soldado de caballería de Santos Lugares (1839), se lo identifica por la típica testera del caballo.

También hay mas figuras de gauchos, se destaca por su originalidad un paisano con galera y divisa punzó.
Finalmente,  este es un malón también pintado en el Taller de Miniaturas.

miércoles, 12 de julio de 2017

Guerras argentinas- nuevas figuras

Horacio Falcinelli, destacado wargamer y modelista, ha tenido la amabilidad de enviarme estas fotos de las nuevas figuras de plomo en 28mm que han salido de sus manos. 
En la primer foto se puede ver una figura de un soldado con la pose para blandir una lanza. Nótese que las cabezas son intercambiables, la cabeza de esa figura bien puede usarse para un oficial subalterno. También son intercambiables los torsos y las piernas, esto permite que las figuras se puedan armar de acuerdo a las necesidades o al "gusto" del aficionado.
En la foto que sigue vemos a un soldado federal, que bien podría usarse para representar a la Guardia de Santos Lugares o al 5º de Milicias Patricias, ilustrado por la lámina que le sigue.
5º de Milicias Patricias
Estas son figuras que se adaptan para las guerras de la independencia o para las guerras civiles. Notese el fino detalle del calzoncillo cribado y el chiripá. Estas figuras podrían usarse para representar a los Dragones de la Patria, de destacada actuación en la batalla de Suipacha.
Dragones de la Patria
Quedan a consideración de la afición, se agradecerán todas las opiniones y las críticas a este trabajo que, personalmente considero inmejorable.

domingo, 2 de julio de 2017

Banderas de Hannover

Ayer, un viejo amigo, Leandro Gómez Arralde, me pidió si le enviaba nuevamente unas banderas que hace años había hecho para sus unidades de Hannoverianos de 1813.
No pude encontrar el archivo y me puse a buscar información. Consulté los Osprey y otros libros de banderas, y casi no puede encontrar nada, salvo las publicadas por Osprey en el tomo 3 de Flags of the Napoleonic Wars.
Finalmente me metí en Internet y apareció Armand d'Arc, un misterioso wargamer y coleccionista argentino que publica en The Miniature Page, una prestigiosa e impresionante  página Web dedicada al Wargame y es además autor de muchos de los escenarios que juega otro famoso wargamer, Rafael Pardo. Armand ha publicado las fotos de varias banderas de Hannover y me ha servido para poder cumplir con el pedido de mi amigo.
Hubo que buscar el monograma de George III , el caballito y el roble de Hannover en sus diferentes versiones,  las coronas de hojas de laurel y roble y lo que no se pudo hallar hubo que dibujarlo.
Usando Power Point fui montando la información digital obtenida de escudos, emblemas, banderas y decoraciones heráldicas y, luego a dibujar para hacer cada bandera. Finalmente se pasaron los dibujos vectoriales a imagen raster y se hicieron las correcciones de imagen.
Las banderas son un poco grandes, miden todas 3cm x 3cm que corresponde a banderas de 1,80 m de lado, a escala 1/60 que es, mas o menos, la correspondiente a figuras en 25/28mm. Hubo banderas cuadradas y también rectangulares puestas, como se acostumbra, con el lado corto sobre el asta, pero he encontrado una, muy decorada, dispuesta con el lado largo junto al asta. De esta última tengo el dibujo de anverso y reverso, pero no tienen colores, tal vez con un poco de investigación y deducción se pueda hacer algo, pero quedará para mas adelante.
Esto fue un proceso de prueba y error, acá va el resultado, espero que sea del agrado de la afición, desde ya se agradecerán todas las críticas y observaciones que contribuyan a perfeccionarlas.
Están a disposición de todos, las imágenes y el Power Point que contiene todos los elementos utilizados y que permite hacer las modificaciones que se desee, por ejemplo ajustes de tamaño, cambios en la divisa, etc. Podrán encontrarlo en:
https://sites.google.com/site/juegosdehistoria/Home/modelismo?pli=1

miércoles, 28 de junio de 2017

Pequeña campaña en la Banda Oriental: sublevaciones de San Carlos y San Fernando de Maldonado

Mientras rugía la batalla frente a la villa de San Isidro de Las Piedras, en las villas de San Carlos y de San Fernando de Maldonado, la población se sublevaba contra los ocupantes ingleses. Auchmuty había dejado una muy pequeña guarnición en cada una de ellas y algunos heridos no graves que seguían al cuidado de las familias que los habían acogido.  Los primeros indicios de indignación surgieron cuando los vecinos vieron partir al ejército inglés otra vez hacia Pando, habiendo incorporado a los heridos que ellos habían curado y que, esperaban, no iban a empuñar las armas contra el Rey Católico.
Por su parte don Francisco de Oribe, comandante de la campaña, había logrado armar y organizar, paisanos y pobladores de los alrededores junto con algunos veteranos con experiencia de pelea, don Francisco había estado hostigando a los ingleses arriándoles la hacienda, poniéndoles fuego a sus carros, y haciendo atropelladas en medio de la noche para tenerlos inquietos. Con la partida del ejército enemigo decidió reunir a los más decididos de ambas villas para tratar de recuperarlas y quedó a la espera del momento más oportuno. Ese momento llegó al atardecer del 25 de febrero, cuando arribaron noticias que los ingleses habían ocupado nuevamente la villa de la Concepción de Pando, que tomaron de rehenes a los padres de las principales familias y que el 24 estaban atacando San Isidro de las Piedras.  Al amanecer del día siguiente, todos los varones de las villas, jóvenes y viejos y hasta algunas muchachas, acudieron al llamado de la campana y armados con lo que habían logrado agenciarse sorprendieron a los ingleses, quienes fueron reducidos con pocas bajas. Providencialmente, la indignación no llevó a la venganza.
Al día siguiente todos los prisioneros fueron despojados de sus uniformes que fueron reemplazados por ropas civiles, se les administró también ponchos y alguna camisa de repuesto y se los llevaron a fincas bien adentro de la campaña para evitar que volvieran a pelear. Se sabe de varios prisioneros que, aquerenciados con algunas mozas lugareñas se resistieron un poco, pero como las mozas decidieron acompañarlos, se fueron en paz.
En el pequeño puerto de San Fernando de Maldonado se pudo capturar un esquife que estaba allí amarrado, la tripulación del bergantín que estaba fondeado más afuera sospechó algo y se alejó hacia la flota. En el Cuartel de Dragones se encontraron, cajones con mosquetes, pistolas, sables y mucha munición que habían bajado los ingleses y tenían como reserva, don Francisco inmediatamente los puso a buen recaudo.  En la Torre de Vigía del puerto se hallaron muchos paquetes de telas y paños y hasta uno con porcelanas de la China, que seguramente fueron prematuramente desembarcados para iniciar algún comercio, pero que ahora engalanarán las modestas viviendas de estas villas, pues fueron distribuidas entre todos los que se jugaron la vida ese día.
Un pequeño pago ante tantas penurias sufridas. 

sábado, 24 de junio de 2017

Fanfarrias Ecuestres

Este es un blog dedicado a los juegos de historia y a recordar cosas que pocos recuerdan, en este caso se trata de algo conocido pero no tanto: las Fanfarrias Ecuestres, en nuestro país hay dos, la Fanfarria Alto Perú, del Regimiento de Granaderos a Caballo y la Fanfarria El Hinojal, del 4 de Caballería, Coraceros Gral. Lavalle, Al respecto he encontrado un interesante articulo sobre las fanfarrias y aquí lo comparto, espero que sea del agrado de la afición.
¿Qué es una fanfarria?
por el Mayor Maestro de Banda Aníbal Ernesto Ramírez - Director Jefe de la Fanfarria Alto Perú del Regimiento de Granaderos a Caballo “Gral. San Martín” (Buenos Aires)
Es una organización musical, básicamente. Puede llegar a compararse con una banda porque es parecido, pero es distinto. Porque la fanfarria no cuenta con la gama de las maderas, no tiene clarinetes, no tiene saxofones, no tiene flautas traveseras, no tiene flautín, no tiene oboe, no tiene corno inglés, no tiene corno, ni fagot o contrafagot. Como sí tienen la banda o la agrupación sinfónica del ejército. Porque la fanfarria debe tener instrumentos que se puedan manejar con una sola mano, la derecha, porque con la mano izquierda vamos a manejar las riendas del caballo. Con los demás instrumentos que no están sería engorroso y además peligroso al utilizar las dos manos y porque tienen boquilla que se introduce en la boca lo que lo haría peligroso si el caballo lo golpea y podría lastimar al ejecutante. Otro aspecto de la formación musical es el sonido que tiene como consecuencia de los instrumentos que la integran. La fanfarria tiene un sonido muy estridente porque tiene una primera fila de trompetas o de flicornos sopranos y también trombones, flicornos tenores y barítonos, bajos, contraltos, sopraninos, todos de metal. Eso hace que el sonido sea brillante y más fuerte, al no tener la amalgama de las maderas que dulcifican. En las bandas lo común es que tengan tres o cuatro trompetas, nosotros tenemos una fila de diez, doce, quince. Que superan la fila de quince clarinetes de una sinfónica.
Fanfarria ecuestre del 4 de Caballería Coraceros Grl.Lavalle

¿Siempre una fanfarria es ecuestre?
En realidad, no. Tengo entendido que hay alrededor de diez fanfarrias montadas en el mundo, de las cuales nosotros tenemos dos en el país, aunque cumplimos servicios y formamos a pie. Montada es distinto, mucho más trabajoso, mucho más engorroso y tiene otro sonido porque asimismo los instrumentos son otros. Los instrumentos utilizados para montar son circulares, llamados tracolla o helicones, que se llevan puestos por razones de seguridad. Uno se mete dentro del instrumento y lo lleva colgado si bien es más pesado. Si el jinete no tiene demasiada experiencia está muy preocupado por caerse, entonces el sonido pasa a ser secundario.
Objetivo y misión de la Fanfarria Alto Perú
No es un ente autárquico si bien es independiente en un montón de cuestiones, pero está sumada al movimiento que tiene el Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín. La misión fundamental del Regimiento es brindar seguridad a la figura del presidente tanto en Casa de Gobierno como en la residencia presidencial de Olivos, y la otra -que no es subsidiaria sino fundamental- es atender a todo lo que se refiere al ceremonial de Estado relacionada con el Presidente y con todas las visitas al país de primeros ministros, presidentes, gobernadores, reyes, primeras figuras del ámbito mundial venidas al país. Y cuando el Presidente se mueve en fechas patrias la fanfarria lo acompaña como la organización musical militar del Presidente porque el Regimiento es escolta presidencial así como el Regimiento de Patricios es escolta del Jefe de Estado Mayor y el Regimiento de Artillería Uno es escolta del Ministro de Defensa.

El repertorio que aborda
Tenemos cuestiones reglamentarias que determinan lo que debemos ejecutar. Las bandas o fanfarrias militares argentinas tienen un repertorio obligado que son todas las marchas  militares para rendición de honores. Cada figura del ámbito nacional desde el Presidente pasando por el Jefe de Estado Mayor, el Ministro de Defensa, le corresponde un toque y una marcha determinada. Todas esas marchas tenemos la obligación de conocerlas y de tocarlas de memoria, eso está reglamentado, si bien a veces se toca con una libreta como para que la ejecución sea mejor. Así también como el Himno Nacional Argentino, Aurora, la Oración General Belgrano. Y además, muchas marchas militares que si bien no están regladas las tenemos en el repertorio. Debemos estar en capacidad también de interpretar música popular -de carácter folklórico, sobre todo- y música clásica ligera. Esto por la formación que tiene la fanfarria que no se puede comparar con la ductilidad que tienen los instrumentos de las agrupaciones sinfónicas. También está en la habilidad del director en elegir cuestiones que sean simples pero que se note lo fuerte y lo piano.
En cuanto a los caballos. ¿Cómo es el trabajo?
La idea es que cada uno tenga asignado un animal porque esto hace a la confianza que va a tener el jinete sobre el caballo. Porque el músico militar no tiene instrucción montada en ningún lugar a menos que llegue al Regimiento de Granaderos, y contar a veces con la suerte de que llegue algún músico que alguna vez haya montado en su vida.
Adaptación del animal cuando se encuentra con su jinete por primera vez y escucha el sonido del instrumento. Acá habitualmente los que cambian de lugar son los músicos, los caballos vienen asignados al Regimiento y siempre nos movemos aproximadamente con la  misma cantidad de ganado. El tema es cuando llega un caballo nuevo, no cuando llega un músico nuevo. El músico que se fue dejó un caballo en diciembre montándolo, cuando ingresa quien viene en febrero, el caballo ya fue montado, el tema es que se acomode a ese determinado caballo.
¿La raza de esos animales lo permite además? De acuerdo a mi experiencia lo que puedo apreciar es que el caballo se adapta o no, que hay razas propensas a adaptarse es probable. Eso va en el espíritu del caballo. Si es un caballo entero como dicen en el campo, si es un padrillo, en el Regimiento no se montan padrillos, porque el caballo entero es mucho más temperamental porque no puede estar donde hay una yegua en celo porque se volvería indominable. Entonces se trabaja con animales castrados. Llegan al Regimiento mansos, nunca se incorporan potros. Quien provee caballos al Ejercito es la Dirección de Remonte y Veterinaria que es un área específica de la caballería que funciona en el Campo Argentino de Polo. Si bien hay caballos que no son tan dóciles, se los da a los jinetes que son más avezados.
Vemos que el pelaje de los caballos timbaleros es oscuro a diferencia de los demás de la Fanfarria. ¿Cómo los preparan para asistir a un acto?
El caso del timbalero es muy particular. Son zainos y de contextura mayor porque llevan el peso de los armazones y los timbales. Generalmente el animal se adapta al sonido de la Fanfarria. Mi experiencia me dice que cuando salimos a un lugar donde es complicada la seguridad como la apertura de las sesiones del Congreso, se junta muchísima gente, hay bombos, hay globos, hay papelitos, mucho ruido. Al caballo no solamente le asusta el ruido sino también lo asusta el movimiento, un globo, un papel en el piso que se levante. Así esté acostumbrado a estar entre la gente, así se le pongan algodones en las orejas como habitualmente hacemos. En el momento de mayor tensión, tocar con la Fanfarria hace que el caballo tenga más confianza. Se tranquiliza muchísimo, y también el jinete.
Fidelidad
El encargado de la caballería del Regimiento de Granaderos a Caballo “General San Martín” de Palermo, en rueda de mate mañanero con el Segundo Jefe del cuerpo y el Director de la Fanfarria Alto Perú, nos relataba que en una ocasión uno de los equinos estaba lastimado en una pata, lo que no le permitía casi movilizarse, por ello estaba fuera de servicio esos días. Pero una jornada la Fanfarria debía desfilar en un acto y los granaderos estaban preparando sus caballos. Cuando empezaron a ocupar sus lugares en la formación de rutina, el caballo enfermo se arrastró como pudo con todo el esfuerzo posible y al ver que sus compañeros de ruta se aprestaban a marchar fuera del Regimiento, él hizo hasta que fue acomodándose y ocupó el lugar que siempre tuvo en el escuadrón. No podía resistirse a tener que quedarse solo cuando los demás se iban. Por supuesto que no se lo permitieron para preservar su salud y que pudiera recuperarse lo más pronto posible.
Chupete
Un caballo del Regimiento puede brindar sus servicios algo más de dos décadas, uno de ellos allá por los últimos tiempos del siglo pasado lo hizo durante treinta años y en algún momento de su vejez lo liberaron en el campo del Regimiento para que deambule por donde quiera y fue pasado a retiro con el grado simbólico de Suboficial Principal. Fue decayendo la salud de Chupete, que así lo llamaban, y tenía muchas caídas diarias lo que complicaba sostenerse en pie. Asimismo, un día se desplomó en un espacio verde del jardín histórico y no se levantó más por lo que ordenaron sacrificarlo. Su jinete fue testigo en la despedida del animal decano de la Fanfarria. Es en ese lugar donde se lo sepultó, que una placa reza: “Aquí descansan los restos del caballo “Chupete”, último exponente de la raza Orloff que prestara servicios en esta Unidad durante 30 años ininterrumpidos como timbalero”.
Reforzado
Los caballos que montan los integrantes de la Fanfarria son de pelaje claro -tordillo- y contextura física parecida, lo que da una estética uniforme al grupo. Pero sin embargo, hay algunos animales que tienen otro pelaje y son de porte más robusto, debido a que se trata de los que llevan un armazón donde se ubican timbales a ambos lados, además del granadero músico percusionista, lo que resulta un peso adicional al de los demás equinos y que deben soportar estos zainos oscuros.
Siempre activos
A los caballos tienen que hacerlos caminar y moverse todos los días para evitar cólicos y otros inconvenientes en su salud, sean sus propios jinetes o el personal que cuida de ellos los fines de semana cuando no tienen actividad fuera del regimiento. Mientras conversábamos con el Director de la Fanfarria, se escuchaban los cascos que repicaban sobre las calles interiores del cuartel cada vez que pasaban los vareadores montados cumpliendo con ese propósito frente a la ventana de la oficina.
Ellas y ellos
El cuerpo montado de granaderos tiene en sus diversas formaciones, caballos y yeguas. Por eso en el caso de los primeros nunca son padrillos (es decir entero, que no ha sido castrado) sino capones. De esa manera se evitan los inconvenientes que pudieran sucederse en casos en los que las segundas estuvieran en celo en pleno desfile, acto protocolar o demás funciones de ceremonial. De esta manera reina la paz entre ambos sexos. 

Mediante este enlace podrán ver una filmación de los Granaderos con la Fanfarria tocando la marcha "Trote Escuela de Caballería"

domingo, 18 de junio de 2017

Combate de San Isidro de las Piedras

El sábado 17 de junio, después de muchas suspensiones, tuvo lugar la batalla de San Isidro de las Piedras, realizada en el marco de la pequeña campaña en la Banda Oriental.
Concurrieron del bando inglés Esteban Puente y Daniel Castiglioni y del virreinal únicamente Horacio Falcinelli. Después de charlar un poco y almorzar frugalmente algunos sandwiches y saladitos, partimos hacia la batalla.
Esteban y Daniel del bando inglés
Horacio, el único virreinal, esperando un compañero...
El despliegue inglés fue concebido por Esteban de la forma clásica preparando una defensa con sus mejores unidades, sobre la llanura a su derecha donde se veía desplegada a la numerosa caballería virreinal y orientando su ataque sobre el centro y la izquierda.
Horacio distribuyó sus mejores unidades dentro de la localidad, la iglesia y la Azotea de Rose, desplegó a las compañías de Miñones y de Buenos Aires detrás de los cercos vivos protegiendo a la batería de 6lbs artillería de la Unión, que desplegó detrás.


La batería de la Real Artillería de 18 libras la puso en el centro protegida por un reducto y a continuación emplazó otra batería de 6lbs de la Real Artillería. En el potrero contiguo estaba el Tercio de Montañeses. A su izquierda puso a todo el cuerpo de caballería que estaba al mando del segundo de Sobremonte, el Cnl. Santiago de Allende.
La batalla comenzó con los fuegos de la artillería virreinal que fueron inmediatamente respondidos por la artillería inglesa. La batería de 18 lbs sufrió varias bajas y  en el tercer período de juego ya se estaba retirando ante la alegría de los Esteban y Daniel y la indignación de Horacio.
Auchmuty junto a la Horse Batery
Royal Marines en línea
La infantería inglesa comenzó su avance y los virreinales se limitaron a bombardearla con artillería y a maniobrar para completar el despliegue del cuerpo de caballería a la izquierda de la línea virreinal, pero no realizaron ningún movimiento ofensivo.
Virreinal preocupado
Se desplazan las unidades virreinales
Izquierda: Batería de 6lbs del Real Cuerpo de  Artillería,
Centro: Batería de 18lbs,  detras Blandengues de Montevideo
Derecha: Batería de 6lbs de la Artillería de la Unión

Cuerpo de caballería
En la siguiente imagen se puede apreciar el despliegue de ambas fuerzas al promediar el juego y el desarrollo del plan de ambos jefes.
Cuando la infantería inglesa estuvo mas cerca de la línea virreinal, los regimientos del Cuerpo de caballería empezaron a desplazarse buscando espacio para cargar y avanzó la artillería volante. Mientras tanto seguía el duelo de artillería y el bombardeo inglés lograba hacer retirar la batería de 18 lbs del centro.
Ya toda la línea de infantería inglesa avanzaba cuando, a la derecha del ejército virreinal se oyeron clarines ordenar la carga eran los Húsares de Núñez que cargaron sobre el 87th Foot y los Blandengues de Montevideo que se lanzaron sobre el 38th Foot que no logró formarse en cuadro.
Los Húsares de Núñez, a cincuenta pasos antes de llegar al choque, fueron diezmados por la artillería y los mosquetes de la infantería inglesa y  la unidad quedó completamente destruida.
Destrucción del 38th Foot
Por su parte el 38th Foot no alcanzó a formar en cuadro y los Blandengues de Montevideo lo destrozaron, pues los ingleses aun con el cuadro roto, no se retiraron y siguieron combatiendo hasta que se retiraron en derrota con mas del 45% de bajas. Estas acciones sumadas a la amenaza del Cuerpo de caballería que había desplegado la artillería volante y comenzó a bombardear los cuadros de la Light Brigade, detuvieron todo el ataque inglés.
El Batallón de Castas, desplegado y oculto en el bosque abrió fuego sobre los batallones de la Brigada Backhouse que avanzaba, uno de los batallones devolvió el fuego, y todos pensamos que la unidad saldría huyendo,pero los pardos y morenos resistieron a pie firme.
En el centro el 95th Foot, sostenido por el Light Battalion, seguía avanzando, cuando estuvo a distancia de tiro, los Miñones de Buenos Aires y de Montevideo aparecieron sobre los cercos vivos y abrieron fuego fuego, que fue inmediatamente respondido. Los rifles Backer manejados por la mejor del mundo en aquel entonces, hicieron su trabajo diezmando a los Miñones de Buenos Aires.
A esta altura hay que destacar un acontecimiento pocas veces registrado: Esteban sacó tres 9 seguidos de un dado D10 ¡no se puede creer!
Pero a pesar de todo, el ataque inglés estaba detenido en toda la línea ya que la mayoría de los batallones habían formado en cuadro, por temor a la caballería, y ya no avanzaban. Para poder reanudar su avance, Auchmuty decidió lanzar a la carga a uno de sus regimientos de dragones, el 17th Ligths Dragoons sobre la batería volante que hostigaba a su infantería. La batería fue destruida pero que alcanzó a hacer una última descarga de metralla y le provocó cuantiosas bajas a los dragones. Inmediatamente los Blandengues de Buenos Aires y los Voluntarios del Paraguay cargaron sobre los dragones, derrotándolos y haciéndolos retirar sobre sus líneas.
Para ese momento el ejército virreinal había sufrido sensibles pérdidas y su capacidad de combate estaba por debajo de la capacidad de combate del ejército inglés, pero este último no había podido aferrar al ejército virreinal y estaba lejos de destruirlo.
Horacio decidió salvar al ejército y ordenó la retirada, lo cual pudo hacerse sin ningún problema pues el inglés no tenía posibilidades de perseguirlo pues solo tenía un regimiento de caballería en capacidad de combatir y los virreinales aún tenían casi intacto su Cuerpo de caballería.
Retirada del Ejército Virreinal
La batalla finalizó con la victoria inglesa y hasta capturaron trofeos: dos banderas, una de los Húsares de Nuñez, la otra de los Blandengues de Montevideo y tres cañones de 4lbs. de la batería volante. Gracias a la retirada virreinal las tropas de su Graciosa Majestad pudieron ocupar San Isidro de las Piedras, pero no pudieron cumplir con su objetivo de destruir el ejército enemigo para facilitar el asalto a Montevideo. Fue una gran victoria táctica de Esteban y Daniel, pero de relativa importancia para la campaña por la prudente actitud de Horacio.
Solo me resta agradecer a Horacio, Daniel y Esteban la amabilidad de venir a casa a compartir una linda tarde jugando a los soldaditos ¡muchas gracias muchachos!